También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 5 de febrero de 2015

Martín Motta: "Las artes visuales responden a una elite"


Por Camila Reveco
Periodista cultural con especialidad en artes plásticas
camilareveco.mza@gmail.com
Argentina

El artista argentino Martín Motta tiene ante todo un universo repleto de sensibilidades muy variadas y ha encontrado en la plástica un camino para materializar su propia visión acerca del mundo y de la vida. Su fuerza psicológica y expresiva se plasma a través de los colores fuertes y puros y las formas retorcidas. 

Nacido en la provincia de Mendoza -y radicado en la ciudad de Cipolletti, Río Negro- Motta, ha tenido la facilidad de expresar sus sentimientos y emociones más allá de la representación de la realidad objetiva. 

Criado en un ambiente familiar en donde se impulsó el amor por la cultura y el arte, Motta se sensibilizó en lo visual a partir un grupo “explosivo” de artistas que se inspiraron en aquello que a éste joven lo motivó siempre: el simbolismo de Gustav Klimt, el ensueño fantástico de Paul Klee, el sexo alucinado de Egon Schiele, el terror y la rabia de Francis Bacon, la visión grotesca de la sociedad que muestra James Ensor o lo “desgarrador” por excelencia en la obra de Edgard Munch. También reconoce inspirarse en la obra de los argentinos contemporáneos como Pablo Lavallen, Luis Scafati y Carlos Alonso. 

Multifacético, el joven tuvo en sus comienzos una “encarnada” tendencia expresionista, ligada a lo desgarrador. Por eso reconoce que la angustia fue generadora de muchas de sus obras iniciales. Pero explica, que lejos de eternizarse en un género o corriente, sus trabajos más recientes demuestran un interés absoluto por despegarse de todo aquello y explorar un abanico infinito de posibilidades que el arte, por excelencia, ofrece. Es que la libertad artística es inagotable. 

-¿Cómo se inicia en las artes plásticas?

-Me inicio desde chico por una cuestión familiar. Mis padres siempre nos incentivaron a todos los hermanos a dibujar. Mi viejo incursionó en la escultura mientras estudió medicina. Mis hermanas mayores dibujaban muy bien y yo siempre las iba copiando... Fui persistiendo con el paso del tiempo y me terminé dedicando a esto. La realidad es que por lo único que me distinguía era porque dibujaba bien. En lo demás era bastante malo (risas). En la escuela siempre me fue pésimo... Pero cuando terminé la primaria, recuerdo que ya sabia que iba a estudiar arte. Lo tenía claro. 

-¿Cuál es su relación con el expresionismo?

-Siento que es la primera y gran influencia. Es la tendencia madre, con la que más sintonía tuve en un primer momento. Siempre ha está en mí, mis trabajos tienen mucho de desgarrador. Igualmente ahora tengo otras búsquedas, otras estéticas, para justamente no quedarme en el expresionismo. Quiero vincularme con todo lo que se relaciona al arte contemporáneo, como el esténcil, el grafiti, el diseño, lo audiovisual. Quiero abrir el abanico y explorar otras cosas. Esa relación con la carne, los cuerpos, el sexo, la expresividad, me identificó mucho pero las posibilidades son infinitas. 


-Entre todos los sentimientos que lo motivan como artista, ¿la angustia ocupa un lugar en particular? 

-La angustia ocupó, por sobre todo, un lugar fundamental. Se van moviendo las sensaciones, por supuesto, y eso depende de las etapas que tiene la vida. Muchas veces la creación ha estado vinculada a la angustia. En otros momentos no, claro. Me inspira también la libertad, el erotismo, la introspección… La plástica si bien no se expresa con palabras siempre me ayudó para exteriorizar el universo íntimo. Cuando descubrí a Shawm Tan, un australiano impresionante, que ilustra mucho para libros...y descubrí en él lo onírico, lo fantástico y su mundo de sueños, me di cuenta de que hay un montón de otras cosas más para contar, aparte de todo lo que se pueda ligar al sentimiento de la angustia. 

-¿Cuál le parece que es la percepción que se tiene del "artista"? 

-El arte en general genera asombro. La gente valora mucho que en esta época o tiempos tan complicados, uno elija el camino del arte cuando las cosas son tan complejas. Por ahí no se dan cuenta de que este camino resulta ser mas o menos el mismo que cualquier otro: ninguna profesión te asegura nada. También el arte genera admiración, claro... Se admira que uno pueda expresarse y contar su mundo de esta manera. Quizá se admira que uno tenga la fuerza, la voluntad, la "vocación" para dedicarse a esto y buscarle la vuelta todos los días... por una cuestión "pasional" y de entrega absoluta. Son varias las intrigas en torno a la vida de un artista, hay muchos misterios (risas), o no tantos. 

-El circuito de las artes plásticas, ¿se intelectualizó? 

-Creo que las artes plásticas no están integradas ni a lo que sucede en el mundo, ni al público. A excepción de la música que siempre se ha relacionado de una manera mas directa y auténtica... En general el resto de las expresiones está "a un lado". Las artes visuales corresponden a una élite, por eso no tienen una llegada fuerte... Las personas que van a las muestras son siempre las mismas. Hay que sacarle a las artes plásticas ese halo de elite, incomprensión e intelectualidad que tienen hoy. Que se trate de mirar un cuadro, como se escucha una canción: ¿Te gusta o no te gusta? ¿Te llega o no te llega? Es común escuchar a la gente -cuando se acerca a comentarte algo en una exposición-: “yo no entiendo nada de arte”. No hay nada que entender. No hay que tener educación artística para sentir, para emocionarse. Para mí es mas importante que la obra “llegue”. No tiene que entenderse desde lo intelectual. 

-¿Cómo ve el escenario de las artes plásticas en Río Negro?

-Vivo en Cipolletti, una pequeña ciudad del departamento de Roca, pero por una cuestión de proximidad geográfica, estoy más vinculado con el ambiente artístico de la provincia de Neuquén. Nos separa un puente, pero entre un lugar y otro hay tan sólo 11 kilómetros. En "Cipo" no hay muchas salas de exposición, -de hecho hay una sola-. Pero tenemos el Salón Nacional de Artes Visuales y el Festival de Cine -que es muy importante-. Por lo demás, hay un impulso de artistas independientes muy fuerte, que buscan ofrecer su trabajo por distintas vías. Está la experiencia de "El Andén", un centro cultural que logró recuperarse y se auto gestiona. Allí se dictan talleres de todo tipo -muy accesibles- y se realizan eventos muy variados. 


-¿Cuál es su inspiración temática? 

-Si bien van variando de acuerdo a los momentos particulares...Los temas actualmente están ligados a la naturaleza. Siempre me fascinó todo lo que gire en torno a lo humano y existencial. Cosas, aspectos que buscamos inconscientemente. Pienso en el tiempo, los lugares, los sueños, los recuerdos, las conexiones, los estados, en fin. Últimamente estoy trabajando en recuerdos de la infancia e imágenes de la niñez y como ese fragmento de la memoria que intentamos reconstruir se nos puede venir, así, de repente. 

Sus favoritos

-¿Nos puede describir su tríptico "Versiones paralelas", que ilustra esta nota? 

-La serie "Versiones Paralelas" la realicé en el 2009. Está hecha digitalmente a partir de dibujos. Surgió de la intención de armar obras que tuvieran una cierta independencia visual, pero que a su vez se unan -a través de un hilo conductor- para formar una historia. Se pueden ir "atando" cabos porque hay elementos que se repiten en las tres obras. Es una especie de "novela policial", si se quiere, pero solo conformado por lo visual. Tiene un personaje principal, presente en los tres cuadros y siempre en distintas situaciones. Es una especie de "story board" en donde están ilustrados tres planos que forman parte de un film, un film con distintas interpretaciones o lecturas. Siempre que expongo este tríptico, lo acompaño en la muestra con una serie de impresiones pero en blanco y negro y en formato postal. Las imprimo por cantidad, para disposición del público. Junto a ellas, una mesa llena de lápices de colores y fibras y así cada uno pueda intervenirlas a su gusto y realizar sus propias "versiones". En parte, el disparador de la idea, fue un vago recuerdo que tenía del cuento de Julio Cortázar "Continuidad de los parques". Quise lograr que las obras tuvieran fuerza independientemente y que a su vez puedan estar juntas y se potenciaran. 

-El final de la película es trágico... 

-El final es trágico: el hombre se toma el estómago -aparentemente por una herida de bala-. Está en una sala, hay un disco de vinilo a sus pies. Al final del pasillo se ve una figura femenina con un arma apuntándole... 

-Si tuviera que pensar en una pintura que siempre te haya causado profunda admiración, ¿cuál elegiría y por qué?

-Una obra que me causa admiración es "The house of glass" del pintor surrealista belga René Magritte. Quizás más que admiración me suscita un gran enigma. Como me pasa con todas sus obras. Me llama la atención como representa el mundo exterior a través de la inversión de las leyes físicas, de los opuestos. Juega con el lenguaje y las relaciones. Por ejemplo: exterior-interior, atrás-adelante, reflejo-mirada, imagen virtual-real, entre otras. Lo que me gusta de esta obra en particular, es la mirada -de quien aparentemente estamos viendo de espalda-...Y que quizás se está observando a él mismo en un espejo o un reflejo. Ahí debe estar el enigma: lo que estamos viendo ¿es o no es "lo real"? Pregunta que muchas veces incomoda porque nos hace cuestionar lo que aparentemente creemos y damos por hecho... Es una pintura que sin duda genera una cantidad importante de lecturas, tantas como espectadores posibles. 


-¿Próxima exposición?

-Tengo programada una muestra para enero del año que viene. Expondré en San Martin de los Andes (Neuquén) junto a Gastón Pereira. Tenemos trabajos que son bastante afines por el empleo del color y la síntesis de la forma. Además realizaremos intervenciones urbanas en esa ciudad. Formo parte además, de una exposición colectiva itinerante que recientemente estuvo en la ciudad de Mendoza (en el Mmamm): " La Eternidad de lo primitivo" junto a artistas de muchas otras provincias. La exposición es multidisciplinaria: fotografía, video , pintura, escultura en tela y mural. Expongo junto a Julieta Anaut (Río Negro y Buenos Aires), Albano Boj (Córdoba y Río Negro), Tadeo Muleiro (Buenos Aires). La curadora es Anca Clara Gianinni. En las dos muestras expongo trabajos en donde habitan seres que nacen de la mezcla del mundo vegetal, animal y mineral. Parte de combinar la experiencia de pintar en la calle y después intentar llevar algo de eso a la tela para ser expuesto finalmente en una sala. 


Perfil:

Martín Motta nació el 4 de febrero de 1983, en Mendoza.

Vive en Cipolletti, Río Negro.

Es licenciado y profesor en Artes Visuales

Gustos: 

Un libro: "Un Mundo Feliz" de Aldous Huxley

Una película: "La ciencia del sueño" de Michel Gondry

Un grupo de música: Café Tacuba

Una canción: "Samba de bencao" de Vinicius de Moraes, pero interpretada por Bebel Gilberto

Un hobby: tocar percusión

Contacto: 

Facebook: MartinMotta.7


La entrevista se publicó en el suplemento de Cultura de Diario Los Andes (Mendoza-Argentina)

No hay comentarios:

Publicar un comentario