También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 18 de abril de 2017

Los errores más frecuentes de los pintores realistas


Omar Ortiz pintando



Es motivador saber que existe una nueva camada de artistas que se expresan con maestría y forman parte de este nuevo estallido que tiene la figuración, el realismo, el surrealismo o el hiperrealismo en el mundo. Pero hay algunos aspectos importantes que pueden ayudar a la causa de pintar cada vez más y mejor porque – aunque nos pese - no basta con ser un buen dibujante, tener una impecable factura o hacer obras de alto impacto…

Por Camila Reveco 
para Art Galaxie de Portugal 
desde Argentina

Kamalky Laureano


Antonio López

1) Priorizar ante todo la técnica: la "perfección" no tiene que ser un fin en sí mismo en el arte realista. No hay que creer que mientras mejor sea el acabado, mejor va a ser la obra de arte. Algunos pintores ostentan su virtuosismo y quieren demostrar todo su potencial técnico en la tela, dejando de lado la intuición o el azar, aspectos fundamentales para que se manifieste su lado más personal. 

2) Representar sólo temas que salgan desde las entrañas del atelier: muchas veces, el artista deja de mirar por la ventana de su atelier y olvida observar lo que sucede más allá, en la calle, en el mundo. Suceden miles de situaciones dignas de ser representadas y que pueden despertar nuevas sensibilidades o formas de expresión. 

3) Obsesionarse con el pasado y querer copiarlo: Rembrandt o Velázquez – por nombrar sólo algunos - son hitos inalcanzables y si bien es un excelente ejercicio “copiar” a los grandes maestros, que sirva sólo para eso: para ponerse a prueba. Así como cada pintor tiene su propia manera de ver y comprender el mundo que lo rodea, cada época tiene su propio realismo acorde a las ideas imperantes

 Autorretrato del pintor Raoul Dufy

 Autorretrato de la pintora Judith Leyster

 Autorretrato de Norman Rockwell

Autorretrato del pintor Julio Romero de Torres

4) Ser complaciente con el espectador: Es interesante, a través de las temáticas planteadas y en la medida de lo posible, incomodar, poder plantear preguntas en el público y tratar de ir siempre un poco más allá. Pintar sólo cosas lindas y decorativas, que sean agradables a la vista, puede generar que el pintor caiga en esos lugares comunes que poco aportan a su obra.

5) Obsesionarse con la idea de ser original: No existe acto de creación al cien por ciento. Los pintores siempre tienen algo que les ha servido de referencia, tienen maneras de ver o componer que han incorporado por múltiples motivos. El peso de los antiguos maestros es gigante y los contemporáneos deben pintar soportando esa “angustia de las tradiciones”. No hay creadores, sólo herederos y la grandeza siempre reconoce a la grandeza. 

6) Trabajar de forma solitaria: La unión hace la fuerza y muchas veces, el artista plástico, en la soledad de su atelier, se aísla de sus colegas. Agruparse puede servir no sólo para organizar muestras colectivas, mantenerse informado sobre el panorama local y los diferentes movimientos artísticos globales, sino también para resignificar el propio trabajo. 

La tuya es una profesión que siempre demandará un gran compromiso de tu parte. Si te educas y asocias con otros, siempre estarás listo para cualquier nuevo desafío.

 Rubén Reveco

 Rousseau (Autorretrato)

Vincent van Gogh. Autorretrato del pintor preparándose para ir a trabajar

3 comentarios:

  1. La gran ventaja del realismo sobre los otros estilos es que no es una moda. En cada época existe una realidad diferente interpretada por artistas diferentes.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Sandy. Saludos

      Eliminar