También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 22 de mayo de 2016

Nicolás Viñolo, "El Vignolo": Larga vida a la viñeta


Dibujar para combatir el aburrimiento. Sentirse un “bicho raro” en el secundario. Tener a “D`artagnan” y “El eternauta” entre las primeras lecturas… Vignolo, artista argentino, nos comparte aquí parte de su universo creativo y sus impresiones sobre el mundo del cómic y la ilustración. 



Por Camila Reveco

Periodista cultural con especialidad en artes plásticas




¿Cómo es y qué dibuja la nueva generación de historietistas e ilustradores nacionales? El entrevistado en esta oportunidad, es uno de sus exponentes: Nicolás Viñolo, alias “Vignolo”, nació en la provincia de Mendoza, al oeste de Argentina, el 6 de marzo de 1988. El, junto a otros de su generación, representa a toda una nueva camada de “novelistas gráficos”, como también se los llama. 


“La historieta es un medio como el cine o la literatura, puede abarcar un amplio espectro de historias o géneros, pero lamentablemente sigue relacionado al humor o a productos más infantiles como Mayor y Menor, el cuál no me parece malo, pero no es lo único que se está haciendo acá”, describe Vignolo acerca de la situación que atraviesa el género pero destaca que “en los últimos años la aparición de certámenes, convenciones y ferias han expuesto que el fenómeno puede crecer y que ya no se trata de un grupo de locos subterráneos”. 

El joven mendocino forma parte de un mundo con una gramática que tiene una lógica de funcionamiento muy particular y rica, liderada por la imaginación. En la historieta hay mucha contundencia artística. Es un género que fluye y se redefine constantemente, y por sobre todo, que ha sabido permanecer a través del tiempo adaptándose a cada momento histórico. 

Hoy, el rubro cuenta con nuevos autores talentosos; Vignolo es un ejemplo. 

¿Existirá un arte "femenino"? Mujeres artistas contemporáneas

Obra de la artista argentina Gisela Banzer

¿Hay una mirada y una sensibilidad marcada por las mujeres?


Es un buen momento para hacer una compilación y compartirles el trabajo creativo de siete artistas; todas ellas mujeres entrevistadas en este blog. 

Variedad de técnicas, formatos y temas al momento de representar. Dibujo, pintura, cerámica y escultura; un festín para los sentidos. 

La pregunta queda abierta. 


Por Camila Reveco

Periodista cultural con especialidad en artes plásticas

camilareveco.mza@gmail.com 
Argentina

Detalle de la obra "Camino a la inmensidad", de la pintora paraguaya Adriana Villagra

Trinidad Camargo: "No creo en los géneros, la sensibilidad es andrógina y etérea"




Entrevistamos a la joven artista mexicana Trinidad Camargo, que vive y trabaja desde la ciudad de Tijuana. Cada dibujo le lleva, en promedio, cuarenta horas de trabajo. 

Por Camila Reveco 
Periodista cultural con especialidad en artes plásticas 
camilareveco.mza@gmail.com 
Argentina 

Les presento la obra de la artista plástica Trinidad Camargo nacida en Tijuana, México -la ciudad más importante y poblada del estado de Baja California-; dueña de un dibujo hiperrealista prolijo, meticuloso, plagado de detalles, de frescura y sencillez. . 

Comenzó a desenvolverse en el arte, por raro que parezca, a raíz de necesidades económicas. Desalentada por las sucesivas entrevistas de trabajo que quedaban en la nada, la estudiante de Ingeniería en electrónica, vio en internet la posibilidad de vender sus dibujos y al obtener buenos resultados, decidió seguir adelante. Hoy, a sus 27 años, cuenta satisfecha que logró vivir del arte, de lo que realmente le gusta; y dicta talleres de acuarela y dibujo, para niños y adultos, de forma regular en su ciudad. 

“En la Ciudad de México -dice- he escuchado que es muy bueno el circuito artístico, Tijuana no tiene los mismos recursos, tiene el espacio, pero carece de ese tipo de museos, teatros o galerías. A pesar de ello han aceptado muy bien mi trabajo aquí”.

Dejar fluir al inconsciente profundo:

La actitud frente al arte de Trinidad Camargo está gobernada por la idea de dejar fluir al inconsciente profundo; ese que está más allá de lo racional y planificado, que se nos escapa del control total y genera resultados insospechados. El acto creativo de la joven tijuanense, surge al hacer algo con lo que ya está dado en ese área llena de incertidumbres que opera por combinatoria. Su manera de expresarse en la plástica, la forma que tiene de manipular esta gramática, es un dictado de su inconsciente. 

Aprendiendo el oficio del color: 

“Al estudiar cuidadosamente, la tecnología del color de los sitios mayas (…), y estudiando sus minerales constitutivos es posible proponer una tradición maya de preparar los colores que fue compartida entre grupos de artistas. Es decir, la preparación de pigmentos y los métodos de creación de tonos secundarios indica que hubo sitios cuyos artistas estuvieron en contacto y que ofrecieron el oficio del color al intercambiar conocimientos, constituyendo así una escuela pictórica”, explica Beatriz de la Fuente en su libro “La pintura prehispánica en México”.

En la actualidad, la joven mexicana, además de dedicarse a pintar y la docencia, está innovando en la creación de mezclas de pigmentos y colores a partir de un estudio sobre la tradición que tiene México en esta materia, desde los orígenes indígenas. Ha creado su propia marca y está vendiendo sus productos. Maneja acuarela en solución y en pastilla, oleo para pintar en lienzo y oleo para pintar en cristal o madera, también cuenta con barnices, tiza o pastel en barra. 

Un caso de cyberbullying en el arte: 

Trinidad Camargo, aprovechó esta oportunidad para contar que el año pasado (2016) fue víctima de una situación de la que hoy, por la exposición que se vive a través de las redes sociales, nadie parece quedar afuera. "El ciberacoso (o cyberbullying) también denominado acoso virtual o acoso cibernético, es el uso de medios de comunicación digitales para acosar a una persona o grupo de personas, mediante ataques personales, divulgación de información confidencial o falsa entre otros medios", según Wikipedia. -¿Qué sucedió Trinidad?

- "Hace meses rentaba un espacio para dar clases particulares. Pero hace tres semanas decidí rentar un lugar independiente, más cómodo. El señor al que le pagaba, mantuvo un curso igualito con otra maestra y me dijo que como los cursos de acuarela se realizaron en su lugar, entonces le pertenecen y enfureció de ira porque muchos de los alumnos que yo tenía en su lugar siguieron tomando clases conmigo. Lo que paso después, fue que el señor en cuestión, responsable de la Escuela de Arte y Diseño en Medios Digitales decidió escrachar a Trinidad Camargo a través del fan page oficial de la institución con una foto suya tratándola de ladrona y traicionera. Más tarde, y en base al apoyo que recibió la artista por parte de mucha gente, la publicación mágicamente desapareció. 

Desde este lugar repudiamos el cyberbullying; a continuación, la nota con la artista:

viernes, 20 de mayo de 2016

Arturo Esparza: Hundirse en la noche

El artista de lo macabro nos habla del movimiento que integra, sus influencias y el trabajo que lleva a cabo Macabre Gallery, entre otras cosas. El pintor mexicano representa los “nudos del alma” a través de la muerte. “Uno habla, escribe y pinta siempre de sus fantasmas”, expresa.

Por Camila Reveco
Periodista cultural con especialidad en artes plásticas
camilareveco.mza@gmail.com

“¡Hundirse en la noche! Así como a veces se sumerge la cabeza en el pecho para reflexionar, sumergirse por completo en la noche. Alrededor duermen, los hombres. Un pequeño espectáculo, un autoengaño inocente, es el de dormir en casas, en camas sólidas, bajo techo seguro, estirados o encogidos, sobre colchones, entre sábanas, bajo mantas; en realidad se han encontrado reunidos como antes una vez y como después en una comarca desierta: Un campamento al raso, una inabarcable cantidad de personas, un ejército, un pueblo bajo un cielo frío, sobre una tierra fría, arrojados al suelo allí donde antes se estuvo de pie, con la frente contra el brazo, y la cara contra el suelo, respirando pausadamente. Y tú velas, eres uno de los vigías, hallas al prójimo agitando el leño encendido que cogiste del montón de astillas, junto a ti. ¿Por qué velas? Alguien tiene que velar, se ha dicho. Alguien tiene que estar ahí”. 

Este es un fragmento de un texto del escritor checo Franz Kafka (1883-1924) y a quien le toca ser vigía en esta oportunidad es al joven pintor mexicano Arturo Esparza, que presenta una original y atractiva propuesta ligada a lo oscuro y tenebroso. 
Una propuesta además, sugerente y metafórica, que tiene exponentes en todo el mundo y que, así como el desnudo, o el erotismo, ha tenido que lidiar en distintas ocasiones con la censura por parte de galerías y museos. Por parte de cierto público también. “Algunas personas piensan que el arte oscuro es violento, pero es lo contrario. La mayoría de las obras muestran nuestros sentimientos más profundos”, reflexiona el artista. 

Es que "el arte, lo que en él se expresa y se juega, es mucho más que una mera huída de una realidad hostil incapaz de acogernos", tal y como señala el profesor de filosofía Javier Martínez Contreras en su libro sobre Ernst Blonch (1885-1977). 

Huesos, cráneos, flores, herramientas, calaveras y frutas son algunos de los elementos recurrentes que integran la obra de Arturo Esparza, nacido en la ciudad de Torreón, en Coahuila el 27 de noviembre de 1975. Temáticas siniestras, perturbadoras, traumáticas y lúgubres que desnudan nuestras emociones más hondas; aquellas ligadas a la angustia, la soledad, el miedo, el horror o la muerte. Aquellas ligadas al peso de la vida.

Les comparto en la entrevista parte de su trabajo que desentraña el lado más escalofriante de la belleza; el lado más oscuro de la noche. Está ilustrada por supuesto con su obra, y acompañada también por dos textos de su autoría: un curioso sueño que tiene como protagonista a un niña asiática y el poema "Huesos".  




miércoles, 18 de mayo de 2016

Patricia Sánchez Saiffe: Una constelación de pintura



En esta oportunidad, nos acercamos al universo pictórico de la joven artista mexicana Patricia Sánchez Saiffe. Aquí se refiere a la infancia como eje temático, el escenario creativo que palpa desde Guadalajara, el vital impulso de su familia y la propuesta de "Lotería Mexicana", entre otras cosas. 

Por Camila Reveco
Periodista cultural con especialidad en artes plásticas
camilareveco.mza@gmail.com
Argentina

Comunicadora de profesión, la artista plástica, Patricia Sánchez Saiffe, nacida el 26 de enero de 1978 en México y radicada en la ciudad de Guadalajara, estado de Jalisco, se dedica desde poco más de una década a la pintura figurativa mezclando significados y haciendo de cada lienzo una historia única, y al mismo tiempo, mil narraciones distintas a la vez. 

“Comencé a pintar a raíz que mi esposo me alentó a hacerlo. Yo siempre desee ser pintora, sin embargo al ir creciendo me decían que tal vez lo que deseaba era el diseño gráfico (debido a que se le podía tomar como una carrera más formal con tintes comerciales). Fue durante el bachillerato que lo estudié como técnica y resultó que lo que realmente seguía deseando no era ser diseñadora, sino ser pintora. Aunque, por azares del destino, terminé cursando la carrera de Ciencias de la Comunicación, estoy muy agradecida con todo lo que he estudiado ya que me han abierto los ojos y me ha generado mayor entendimiento a la hora de dedicarme completamente a mi pintura, pero más agradecida estoy que mi esposo vio en mí mucho antes, lo que soy hoy día. Sin él, difícilmente estaría aquí”, cuenta la creadora, Sánchez Saiffe al referirse sobre sus comienzos en el camino de la expresión artística; de la ejercitación de la mirada. 

Si bien la gracia de la infancia, y el misterio y grandeza del Cosmos, atraviesa prácticamente todo su trabajo (inspirada por su hija Regina, que es a su vez su modelo), la pintora expresa: “Para mi es fundamental renovarme en cada cuadro que comienzo. Siempre tengo en mi mente y en mi corazón la razón por la que me dedico al arte: estar realizando mí mejor obra hasta ese momento. Me da pavor maquilar mi propia imaginación”. 

Una mujer, con toda la humanidad en el alma y la capacidad para hacer pinturas de calidad. Luz, energía, trazo sin errores y hechos con mano segura, son las características que más se destacan de su arte. Una obra pictórica contundente y clara, que encierra a su vez todos los misterios e interrogantes del Universo.