También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 31 de diciembre de 2017

Las siete anti-maravillas seleccionadas por el Fondo Nacional de las Artes


Comparen y recurran al sentido común; ignoren los ingeniosos discursos curatoriales. A la izquierda está el trabajo de Agustina Quiles (un papel pintado). A la derecha, la pintura de la artista Paula Dreidemie. El jurado del FNA seleccionó el trabajo de Quiles. Es que, este jurado, como muchos otros del circuito del "arte contemporáneo" viven en el mundo del revés; un mundo absurdo que premia la total falta de creatividad, y deja de lado al que se esfuerza y al que tiene verdaderamente algo genuino para mostrar. Así las cosas.


Se conocieron las obras seleccionadas por el Fondo Nacional de las Artes (Buenos Aires, Argentina) en la categoría Dibujo/Pintura 2017. Todos los trabajos están subidos en la web oficial, y yo sólo seleccioné siete propuestas que, desde mi punto de vista, me parecen las grandes anti-maravillas de este certamen. 

1-
Quiles, Agustina
Sin título
Óleo pastel sobre papel



2-

Ciocchini, Leonardo Francisco
Sin título
Oleo sobre lienzo



El periodista estadounidense Tom Wolfe en su libro "La palabra pintada" se refería a la palabra “culturburgo” para tratar de entender la lógica del "arte contemporáneo": esa pequeña aldea de pseudo intelectuales que mueren al servicio de la cultura y el saber, amamantados por el capitalismo más agresivo y sin sentido. Esos pseudo intelectuales son los que, a su vez, le dan de comer a supuestos jóvenes artistas "emergentes", como los llaman.

Me acusan algunos de no adaptarme a los nuevos tiempos o movimientos, o de tener gustos demasiado "tradicionales"... Nadie debería sentirse aquí tan ofendido; estos "artistas" tienen todo, pero todo el circuito del arte contemporáneo a su favor. Los adulan los críticos, los curadores, los galeristas; ganan concursos, becas; exponen en las ferias, en las bienales… así que ¿para qué molestarse?

3-
Croceri, Jimena
Elogio del agua(o carrera)
Tinta sobre papel de celulosa


4-
Maggiori, María Victoria
Variables posibles nº1
Dibujo a pincel en gouache sobre papel.


¿Tengo que decirles acaso que estas siete propuestas que seleccioné me parecen originales, interpeladoras, vanguardistas? Seguramente es lo que pretenden porque esta gente sólo quiere escuchar halagos, no aceptan críticas, ni dudas. "Si no te gusta, es porque no entendés", se defienden con soberbia citándote a un par de autores. Autores, por supuesto, acérrimos defensores de lo que ellos consideran con total autoritarismo que entra en la categoría de lo "contemporáneo". Tal y como explica la crítica mexicana Avelina Lesper, este sector no soporta escuchar la verdad, por eso no se bancan que el público pueda opinar, y se escandalizan cuando alguien dice "esto no es arte"; la suya es una actitud de secta religiosa que impone sus verdades.

Pienso que éstas siete propuestas son sólo algunos de los tantos ejemplos del "no-arte" o "anti-arte", y representan, basicamente, la farsa de este “arte contemporáneo” que desprecia el oficio, la técnica, el trabajo depurado y minucioso (cualidades que según ellos forman parte del pasado). 

5-
Ortega Blasco, Rocío Guadalupe
Geometría utilitaria
Oleo sobre tela


6-
Travaglio, Jimena Mariel
Del futuro primitivo I
Tapiz. Repujado sobre aluminio de latas de cerveza.


Una vez más, pueden estar felices  disfrutando de sus cinco minutos de fama, burlándose del que se esmera en dibujar o pintar, con obras que por lo único que llaman la atención es por el mínimo (o nulo) esfuerzo con que se realizan.

Ellos son parte de un circuito que les ha permitido sentirse “artistas” y que además no les pide nada a cambio; ningún esfuerzo, ningún talento. Los curadores  sabrán a la perfección encontrar las palabras justas para encubrir tanta deficiencia artística.

Se trata, en definitiva, de personas que no le tienen miedo al ridículo porque para ellos lo realmente importante es poder formar parte de un mundillo esnob, frívolo, tremendamente elitista y fashionista. Allí radica su mayor logro. Viven a pleno esta etapa en donde "¡Todo es arte!, ¡todo vale!, ¡todos son artistas!". Mientras tanto... ¿qué hacemos con la palabra arte? 



7-



Pruden, Deborah

Sin título (Transatl)

Oleo sobre tela





10 comentarios:

  1. El arte siempre interroga al sentido común. Es decimonónico lo que proponés. Las discusiones sobre la "belleza" o "sentido del arte" vienen de la época de las vanguardias históricas y cada vez que aparecen planteos como el tuyo, siento que hemos retrocedido. Qué hace un artista sino plantear una ruptura con el sentido común instalado? Creo que deberías replantear tus lecturas y posturas antes de arrojar conceptos como el de "sentido común" pues justamente el arte siempre se ha propuesto ir contra este, al menos desde la aparición de las vanguardias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto, más que una ruptura, es simplemente una burla. Ya está demasiado visto y con obras de mucha mejor calidad dijo sea de paso. Desde cuándo pintar una servilleta es algo original??? Siquiera se hubieran gastado en tener una idea que sorprenda en vez de sólo seguir copiando a los vanguardistas en una época en la que ya se vio todo eso

      Eliminar
    2. ¿Plutarco es el que nos dice que la soberbia nos vuelve ciegos? Claro que el ARTE rompe con el "sentido común", pero lo hace el ARTE, aquel que está hecho por ARTISTAS. El siglo XX enterito, de Duchamp a la fecha, se ha encargado de hacernos pensar que los urinarios, o las cáscaras de banana en un museo son propuestas que "rompen el sentido común". Vamos, no nos engañemos que eso es lo que atrasa. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Sin saber nada de arte. Las obras seleccionadas me gustaron más que esa que aparece que no quedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Si no te gusta, es porque no entendés". Así argumentan los mediocres; y los "anónimos". Saludos

      Eliminar
  3. Ninguna de las obras de este artículo me parece creativa, propia, innovadora o relevante. En cada una de ellas se puede apreciar que desde el Suprematismo/Constructivismo Ruso y la pintura abstracta americana estos artistas no han logrado sobrepasar el periodo de copia o inspiración "afanosa". Debo también aclarar que la pintura expuesta por la autora a título de ejemplo de una obra que debería, según ella haber sido seleccionada es relevante por el solo hecho de su ejecución. El tema de este hada postapocalíptico en aparente plegaria me produce igual sensación de falta de imaginación, los primeros por su total falta de sustento en la interpelación visual, más allá de sus aparentes texturas y el otro por su falta absoluta de imaginación temática. Pero es importante destacar que ninguno de los puntos anteriores o mi parecer, quita el mérito de que estas obras deban ser expuestas o seleccionadas ya que todas ellas están enmarcadas dentro del concepto de obra de arte sin relevancia del gusto. Este artículo así como el jurado del FNA plantean una selección, una forma selectiva de inclusión o exclusión. Hoy todo es arte o como plantea Arthur danto en su libro El Fin del Arte (1984), "A partir del fin del arte: ya no es posible aplicar las nociones tradicionales de la estética al arte contemporáneo, sino que hay que centrarse en una filosofía de la crítica del arte que pueda arrojar luz sobre lo que quizá sea la característica más sorprendente del arte contemporáneo: “que todo es posible”.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Todo es arte", pienso que es un falsa premisa. Ni todo el mundo es artista ni estudiar en una facultad de arte te hace artista. El arte es el resultado de trabajar y dedicarse, de emplear miles de horas en aprender y entrenar el propio talento. La formación rigurosa y el trabajo sistemático hacen que los estándares de resultados sean más altos y por consecuencia el nivel artístico sea cada vez mejor. Hoy, observa Avelina Lesper, con la sobrepoblación de “artistas” – nunca antes en la historia hubo tantos artistas – todos son prescindibles y una obra se sustituye con otra básicamente porque carece de singularidad.
      El arte es ante todo un campo de creación, de no teoría. Los artistas dibujan o pintan lo que les nace hacer, lo que sienten. Los autores, sus reflexiones y sus posturas sobre el hecho artístico, nos interesan sólo a quienes intentamos relacionarnos con el arte desde el campo de la investigación. Pero un artista no necesita teorías que lo validen, no le interesa; y su obra habla por sí sola.
      ¿Y por qué hoy muchas de las propuestas del arte contemporáneo necesitan ser atravesadas por el concepto? Porque, siguiendo a Arthur Danto, “una definición filosófica puede capturarlo todo sin excluir nada”. Sin duda el arte puede detonar ideas filosóficas, pero no son éstas las que crean las obras de arte. En el anti arte, como lo llama Lesper, la obra adquiere dimensión con un texto; y esto sucede sólo con obras sin realización, sin técnica, sin esfuerzo.
      Nos han hecho creer que el arte son IDEAS, no obras; que todos son artistas, que cualquier cosa que el artista designe como arte es arte. Esa absoluta falta de rigor ha permitido que la mera ocurrencia, justificada a través de un discurso curatorial, sean los valores de este falso arte. “El lenguaje –dice Goerg Gadamer- es el medio por el cual se realiza la comprensión; y estos artistas, sus curadores y críticos lo utilizan como vehículo para darle existencia a estas propuestas”.
      Te agradezco enormemente el comentario Roberto. Saludos.

      Eliminar
    2. Totalmente de acuerdo con vos, Camila.

      Eliminar
  4. ahora entiendo porque no me seleccionaron..... estoy muy muy muy muy muy lejos de estos conceptos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te desanimes Sergio. Saludos y gracias por comentar.

      Eliminar