También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 13 de julio de 2016

Andrés Alarcón: "La pintura me ha enseñado a vivir"






El pintor colombiano se refiere en esta entrevista a la figuración, la conexión entre el arte y la felicidad, y sus motivaciones más grandes como artista. 



Por Camila Reveco 

Periodista cultural con especialidad en artes plásticas 

camilareveco.mza@gmail.com 

Argentina


El joven pintor colombiano, Andrés Alarcón, nacido el 6 de septiembre de 1988 en Bogotá, Colombia se impone como una de las más grandes promesas de la pintura figurativa contemporánea.

Desde hace ocho meses está radicado en Guadalajara, México. El miércoles 13 de julio presentó treinta y cuatro de sus mejores obras en el Museo del Pueblo de la ciudad de Guanajuato. Se trata de su primera muestra individual en ese país y lleva por nombre "Tiempo en la piel". 

En la misma, Andrés Alarcón, a través de su atractiva pintura reflexiona acerca de los estragos del tiempo, y así, nos hace reflexionar sobre la vida, el amor, el olvido, el pasado y el futuro. Ese tiempo vivido que indefectiblemente se manifiesta en la piel y que esconde siempre, de una u otra forma, la juventud ansiada y recordada de forma nostálgica -como una nebulosa- y la resistencia a la vejez. 

"El tema general -subraya el artista- es la piel en las cosas y en las personas y cómo es mi visión alrededor de eso. Hay una obra en gran formato, que es la principal, se llama La Espera y mide 3 x 2, es el trabajo que concentra básicamente todo lo que quiero decir". 

Por último destaca que "inaugurar significa una confrontación con mi trabajo y conmigo mismo. Por eso mismo se llama "exposición", tu te "expones", "expones" tu trabajo a las demás personas. Es una especie de termómetro que me indica cómo estoy, qué tanto impacta mi obra, si estoy dando un mensaje adecuado -acorde a lo que yo quiero decir- . Es un medidor". 

La nota, a continuación.


-Un joven artista atraído por la pintura de caballete; por el oficio de pintar ¿siempre sentiste vocación por la figuración? ¿Por qué? 

-Siempre me sentí atraído por el dibujo y la pintura, desde muy niño. Pienso que todo el mundo nace con algún tipo de talento y depende de cada persona explorarlo y mejorarlo. Desde muy pequeño vi a mi padre pintar y esa imagen quedó marcada en mí y gracias al apoyo de mis padres me dedique al dibujo y a la pintura desde muy joven. Las cosas se fueron dando… y poco a poco fui entrando en el mundo del arte, este mundo tan maravilloso. Siempre me ha atraído la figura humana. Siempre me han atraído las cosas tal como son. El “realismo” me ha atraído mucho. Sentir como se transforman las cosas en un lienzo así como las observo. Como, de alguna manera, se acercan y crean una ilusión… a mí eso me parece fascinante. Esa es mi mayor motivación para hacer figuración. 


-¿No crees que hay un acto de rebeldía en esto de dedicarse a la pintura figurativa? 

-Creo que hoy en día estamos viviendo en un momento de mucha aceleración. No sólo a nivel artístico, sino en general; es del ser humano. Se han abierto muchas posibilidades y eso ha hecho que de alguna manera esa idea de innovación, de progreso sea cada vez más fuerte y que pareciera que tuviéramos que olvidar el pasado. Para mí es muy importante no olvidar el pasado sino construir a partir de él. Por eso creo que hoy en día quien se dedica a la pintura se rebela contra este mundo en el que todo se desecha y es tan consumista. 


-¿Qué es lo más importante que has aprendido de la pintura? 

-"Lo que más he aprendido de la pintura ha sido la vida misma. La pintura me ha dado un prisma, unos anteojos para entenderla. La pintura para mí es una forma de entender lo que pasa afuera. Entender a la gente, las cosas y también lo que está dentro de mí... La pintura me ha enseñado a vivir". 



-¿Qué tan cerca estás del lugar al que quieres llegar como artista? 

-Es una pregunta muy difícil porque plantea la idea de la que la pintura tuvieran un "fin" en sí mismo, como si hubiera una meta. Cada vez que me siento en el caballete solamente pienso en el cuadro. No me siento pensando a dónde voy a llegar o en dónde voy a exponer… o si voy a estar en algún museo importante. Simplemente estoy en ese momento pintando y para mí eso es suficiente. Y que cualquier persona se acerque a una obra y se conmueva, una persona que me conozca o no… pero que se pueda maravillar. 



-¿Qué pintura no hecha por ti, te hubiese gustado pintar? 

-Un pintor que admiro con todo mi corazón y que siempre voy a admirar es a Anton van Dyck (1599-1641), alumno de Rubens. Tiene una obra que me encanta que se llama “La Coronación de espinas”. Ese trabajo para mi tiene todo lo que debe tener una pintura. La atmósfera, las emociones, la luz. La pintura misma es atractiva, motivante... fascinante. Es definitivamente, la obra que me hubiera gustado pintar. 

Una verdadera obra maestra del pintor flamenco Anton van Dyck

-¿Cómo te imaginas el futuro de la pintura? ¿Volverá a ocupar el lugar de preponderancia que tuvo hasta hace un siglo? 

-A partir de “la muerte de la pintura” en el siglo XX y las nuevas manifestaciones después del francés Marcel Duchamp pareciera que se hubiera acabado en ese momento la pintura ¿no? Que ya se había hecho todo. Pero se sigue pintando. Se sigue pintando, y mucho más de lo que se cree. Creo que la pintura está atravesando un momento muy interesante porque ya no depende de la Iglesia, o de alguna persona en particular, ni del Estado. Ahora depende de la gente misma, de su sociedad y cambios políticos. No sé en que vaya a parar la pintura pero tengo fe. 

-¿Cómo es el ambiente pictórico de Bogotá? 

-En Bogotá, el arte conceptual, o contemporáneo, ha tomado mucha fuerza. Tanto que ya no quedan muchas galerías que apoyen la pintura. Y eso hace que el ambiente pictórico sea mucho más hostil y difícil. Se han abierto muchos sitios de pintura, sitios no formales, a donde van grupos que se reúnen a pintar con modelo. Eso ha sido muy muy interesante, que se viva el ambiente pictórico desde un lugar no formal porque ya ni siquiera en las universidades se enseña. Pero por suerte hay grupos de artistas en ciertos lugares de la ciudad auto convocados. 



-La felicidad ¿se puede encontrar en el arte? Punset y otros autores, son claros: el arte ayuda, y mucho, a conseguir ser feliz ¿estás de acuerdo? 

-Yo creo que el arte es el camino para encontrar la felicidad. Es una manera de encontrarse a uno mismo, de entender lo que pasa afuera y entender su entorno. El arte ha servido para desahogarse y ha servido en muchos momentos históricos para muchas cosas diferentes. Incluso como propaganda. También para catolizar, para servir… para aludir, para contar una historia. Pero creo que sí, el arte es el camino para encontrar la felicidad. 

- La psicología moderna al estudiar las bases de la felicidad explica que una de las fuentes radica en el placer. El placer estético ¿te hace feliz? ¿de qué forma? 

-Claro, el placer estético a mí personalmente me hace muy feliz. Y creo que a muchas personas más y no tiene que ser necesariamente sólo a través de una pintura u otras cosas “refinadas”. A la mayoría de las personas nos ha pasado de escuchar una canción que nos gusta mucho y llorar ¿no? Por eso creo que el placer estético conmueve y nos ayuda a sentirnos vivos. A mí me hace muy feliz ver ciertas pinturas y emocionarme con ellas sin esperarlo. Me hacen sentir lleno de vida. 



-Siguiendo con la rama de la psicología moderna, los compromisos que asume cada ser humano con uno mismo, son los que otorgan “sentido” a la existencia. ¿Cuál o cuáles son tus motivaciones más grandes como artista? 

-La motivación más grande que tengo es poder llegar a todo el mundo. A cualquier persona, de cualquier estrato social o raza. Que vea una obra mía y pueda maravillarse. Que la pueda contemplar y admirar. Y que pueda entender algo de lo que yo quise decir. Es muy gratificante cuando alguien se te acerca y te dice: “Oye, esta obra me hizo llorar, me conmovió”. Eso me motiva a seguir adelante. 




-¿Cómo ha sido la experiencia de estudiar con el maestro español Antonio López? 

-Es una fortuna para mí y para mi carrera haber conocido a Antonio López García. Está entre los pintores que yo más admiro hoy en día. Es un artista que ha dedicado toda su vida a la labor del pintor. A pintar lo que pasa a su alrededor. Es un inspirador. Poder charlar con él y que viera mi trabajo… para mí fue…. fue un gran honor. Ver a López con una memoria prodigiosa y a sus ochenta años tan vital, tan sabio, con una sabiduría tan profunda, estuvo entre lo más gratificante del taller. Reafirmé muchas cosas en cuanto a mi pintura y entendí que no se trata de resolver técnicamente… sino que lo fundamental está en aquello que dices y en “cómo” lo dices. Su visión del mundo, tan poética, es realmente fascinante. También me sorprendió ver en Madrid un grupo de pintores tan grande siguiéndolo. Es admirable que él pueda llegar a tantos artistas jóvenes en el mundo. 



Sobre el pintor:

Nombre completo: Andrés Alarcón Chico
Lugar de nacimiento: Bogotá, Colombia
Lugar de radicado: "Estoy hace ocho meses radicado en Guadalajara, México" 
Fecha nacimiento: 6 septiembre de 1988

Sus gustos:

Un libro: "Cien años de Soledad" de Gabriel García Márquez 
Una Pelicula: "La Juventud" del italiano Paolo Sorrentino (2015) 
Un grupo de música o solista: Eric Clapton 
Un hobby: El deporte 



Exposiciones individuales:

-Museo del Pueblo de Guanajuato, Mexico, Tiempo en la piel, 2016.

-Museo de Arte del Tolima, Colombia, Memorias de una tradición, 2012.

Distinciones:

-Primer puesto, III Concurso de pintura figurativa, Tocancipá, Colombia. 2014.

-Primer lugar, concurso Barrio Bienal, Museo de Arte Moderno de Bogotá, Colombia. año 2013.

-Mención, III Concurso internacional de pintura rápida, Perú 2013.

-Mención, Premio de pintura Julio Fajardo, Museo de Arte del Tolima, Colombia. año 2011.

-Segundo lugar en Barrio Bienal, Museo de Arte Contemporáneo, Colombia. año 2010.

Exposiciones colectivas:

2015. Diciembre, Galería Eduarte, Guadalajara -Mexico. .

2015. Agosto, Art Medellín. 

2014. Octubre, feria de arte Sincronía, Bogotá Colombia.

2014. Mayo,Galería 10/10,México D.F.

2014. Mayo,Galería Alma, Colombia.

(Entre muchas otras)



Contacto:

Facebook: https://www.facebook.com/andresalarconart

3 comentarios:

  1. Es maravilloso encontrarse un artista coherente con su obra, todo lo dicho por el Joven Maestro es de inspiración para mi, personalmente conozco a este artista desde sus inicios, admiro su templanza y su disciplina. Tengo la certeza de que su obra alcanzara una posición privilegiada en el arte mundial dado su gran talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido Wilson. Me parece un exponente fundamental de la pintura contemporánea. Y si lo ayuda (y acompaña a su talento innato) la templanza y disciplina, mucho mejor.

      Eliminar
  2. usted se a ganado toda mi admiración y respeto es inspiracion para mi espero algun dia conocerlo en persona ya que en el museo felipe gutierrez de la ciudad de toluca pude contemplar sus obras y son una fuente de motivacion a seguir su ejemplo como artista.

    ResponderEliminar