También te puede interesar:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 15 de febrero de 2016

Héctor Acevedo: Bajo el silencio de los sueños

Entrevistamos en exclusiva a Héctor Acevedo; el artista plástico peruano se refirió a su búsqueda estilística y al panorama pictórico de su país, entre otras cosas.

Por Camila Reveco 
Periodista cultural con especialidad en artes plásticas 
camilareveco.mza@gmail.com 
Argentina 

"Para entrar en los sueños del hombre, hay que ser hombre" 

Consciente de las demandas que impone el actual mercado artístico y lejos de tentarse por propuestas ligeras que estén de moda, el artista plástico peruano Acevedo se mantiene fiel a la pintura figurativa; cuida el oficio y logra que todo su mundo plástico se comunique y llegue al público de forma directa, sin la necesidad de interlocutores. La obra del creador latinoamericano se defiende por sí sola. “El arte conceptual intenta acabar con el arte tradicional, según expresan algunos de sus seguidores, por lo que me obliga a estar en total desacuerdo porque para un artista plástico tradicional la obra es el resultado de muchos años de estudio e investigación, años de perfeccionamiento de la técnica”, de esta forma piensa Héctor Acevedo, nacido en Lima en el año 1963. 

Estudiante arrepentido de Ingeniería Civil, el artista se inclinó a mediados de la década del 80, por los lápices y pinceles y cursó sus estudios formales en la Escuela Nacional de Bellas Artes. 

Ha trabajado desde siempre con los mitos, rituales tradicionales y aspectos propios de su cultura desde una mirada onírica, privilegiando el mundo de los sueños y el inconsciente, dándole especial protagonismo a las sombras y la noche. Las mujeres que representa no tienen boca, permanecen calladas, pero sus posturas y sobre todo sus miradas son las responsables a la hora de expresar sentimientos y emociones. ¿Qué buscan? ¿Qué piensan? Aparecen además acompañadas por animales, nubes, árboles, pájaros, hojas de coca, paraguas y casas; a veces surge una figura masculina desdoblada. Son ambientes silenciosos, surrealistas y mágicos en donde prima un “especial interés en la expresividad del color y la armonía, sin duda, los pilares de lo que es mi obra actual”, sostiene el pintor. Un artista sorprendente con una obra llena de revelaciones, de clara impronta latinoamericana, que mantiene viva a la pintura y la llena de fuerza. 

-¿Cómo se inicia en las artes plásticas? 

-Me inicio en las artes plásticas a mediados de los 80, inicialmente estudiaba ingeniería civil en Lima, fue obra del destino pasar por la Escuela Nacional de Bellas Artes justo en las fechas de convocatoria al concurso de admisión, desde el momento que pisé la escuela, me sentí fascinado por el recinto, los bellos patios rodeados de calcos de las obras más representativas del arte griego y de Miguel Ángel, se convirtieron en refugios donde mitigar la tensión generada por la violencia terrorista de aquella época. Estudié ambas carreras por un tiempo, optando, finalmente por el arte. La decisión de dejar la ingeniería no fue muy celebrada por mis padres, consideraban que del arte, no se podía vivir, afortunadamente eso no es tan cierto.

- ¿Qué le aportó la educación formal? 

-Mi paso por la Escuela de Bellas Artes marcó un derrotero en mi carrera como pintor, con la consigna "antes de destruir la forma, primero debes conocerla". Me inicié en el estudio académico de la figura humana, que luego he ido estilizando, y en el manejo del color y la composición, despertando en mí, un especial interés en la expresividad del color y las armonías, sin duda, los pilares de lo que es mi obra actual.

-¿Cómo vivió, siendo estudiante, la tensión entre su incursión en el arte y el ambiente violento de esa época? 

-Fue una época muy sangrienta, los grupos terroristas del MRTA y Sendero Luminoso operaban generalmente por las noches, con la voladura de torres de alta tensión dejaban la ciudad a oscuras, para hacer explotar un coche bomba en alguna zona sensible de la ciudad dejando muchos muertos y heridos. El gobierno decretó la suspensión de garantías y el toque de queda, se caminaba por las calles esquivando comisarias, embajadas canales de televisión o cualquier edificio, que se nos ocurriera, pudiera ser blanco de los terroristas, esto se hizo casi cotidiano.El arte fue una cura para todo esto, era la vida ante tanta muerte. 

- Su obra pictórica representó -en una primera etapa- personajes huanchaqueros ¿De qué se trata? ¿Qué aspecto de su cultura quiere rescatar? 

-Al norte del Perú se encuentra situado el balneario Trujillano de Huanchaco, donde aún se mantiene la tradición prehispánica de pescar en pequeñas embarcaciones llamadas caballitos de totora. Estas imágenes de pescadores montados enfrentándose con destreza al inmenso mar son parte de los recuerdos más gratos de mi infancia y adolescencia. En el año 1992 regreso a Trujillo, después de casi una década de vivir en Lima y realicé una serie de pinturas costumbristas, las cuales fui simplificando hasta llegar a formas casi geométricas, eliminando la perspectiva y fusionando el fondo y la forma con colores planos.Logré cierto dominio del color gracias a una obsesiva búsqueda del equilibrio a través de las armonías cromáticas, eran largas sesiones de trabajo para encontrar el color exacto…Gane mucha experiencia en el manejo del color, sin embargo, mi pintura se volvió muy esquemática, por lo que decidí ser más flexible en la ejecución. Dejé de realizar bocetos previos y me enfrenté directamente al bastidor, apoyado en el automatismo. 

- Por eso mismo su búsqueda estilística recorrió los caminos del surrealismo, pero siempre depurando la técnica y el oficio que exige la buena pintura ¿cierto? 

-Fui abriendo una puerta al subconsciente, del cual fueron surgiendo miradas, en un inicio, convirtiéndose luego, en personajes silenciosos que poco a poco han ido poblando mi obra. En ellos, trato de poner especial énfasis en sus miradas. 

-Su obra me recuerda mucho a Marc Chagall... ¿reconoce influencias?

-Marc Chagall es sin duda, un icono de la pintura contemporánea, reconozco algunas coincidencias, como la visión mágica del entorno y representación lúdica de los sueños. 



- Hay elementos recurrentes: madonas sin boca, pájaros enjaulados o en vuelo, árboles, telas 

-La ausencia de boca sugiere una comunicación más allá de la verbal, como en los sueños donde no existen palabras, sino certezas. Los pájaros son tordos, y representan el valor supremo de la libertad, los árboles son como universos aislados que interactúan entre sí.


- ¿Existe cierto componente religioso en su trabajo?

-Fui criado en una familia católica muy activa, la presencia de mi abuela y mi tío sacerdote durante mi infancia fue fundamental. Solía pasar la temporada de verano, lo que duraba las vacaciones del colegio, con ellos. Mi tío era párroco de una iglesia en un pueblo rural, dedicado íntegramente a su labor sacerdotal y a su comunidad, muy querido y respetado por su pueblo por el trabajo social que realizó. Sin embargo esto no era muy bien visto y recibió algunos hostigamientos por parte de sectores más conservadores de la iglesia. Eso me motiva a pintar una serie de arcángeles y obispos…Las obras, dotadas de cierta ironía, expresan mi incomodidad con una iglesia desfasada a estos tiempos, la crítica iba dirigida a los altos miembros. 



- Veo una pintura de mucha “elegancia” incluso con un componente erótico, pero se trata de un “erotismo tácito”… está presente pero no termina de manifestarse ¿Le interesa el tema? 

-El tema del erotismo es algo que tengo pendiente. Surgieron algunas obras sueltas incorporando la manzana como elemento transgresor. Intenté hacer una serie pero las obras tomaron otro rumbo. Si hay algo que aprendí en estos años es a no forzar las cosas y esperar el momento propicio para ejecutarlas.El erotismo, para mí, debe ser abordado con cierta sutileza, enmarcado en una atmósfera onírica y sensual, mostrando sólo lo necesario. 

-La censura por parte de los sectores más conservadores de la iglesia afectó directamente a las artes plásticas y a muchos artistas -sobran los ejemplos a lo largo de la historia-. El desnudo, sin ir más lejos, es considerado todavía inmoral, indecoroso y obsceno ¿Qué piensa? 

-Sin duda, la influencia de la iglesia es muy fuerte desde la época de la conquista, todavía nos quedan algunos rezagos de la colonia de considerar obsceno e inmoral un desnudo. Existe una doble moral que se hace evidente en los medios de comunicación, en las noticias un desnudo puede escandalizar más que un crimen sangriento. 



-¿Cómo es el ambiente pictórico en Perú? 

-En el Perú, cómo en todo sitio, hay una gran apertura al arte innovador, con nuevos soportes tecnológicos, pero paralelamente existe un mercado para la pintura figurativa más tradicional. Me parece que hay una tendencia a retomar la pintura figurativa por parte de los artistas jóvenes.


-¿Qué opina de ese “arte innovador” que nombra y qué cree de las propuestas ligadas a las performances, el happening o las instalaciones?

-El happening, las performances y las instalaciones son parte del arte conceptual que surge en los años 50s y tiene cómo antecesor al movimiento dadaísta, su característica principal es el predominio del concepto sobre la realización artística. El arte conceptual intenta acabar con el arte tradicional, según expresan algunos de sus seguidores, por lo que me obliga a estar en total desacuerdo porque para un artista plástico tradicional, la obra es el resultado de muchos años de estudio e investigación, años de perfeccionamiento de la técnica.Como mencionaba un viejo maestro, " el pintar un cuadro me lleva unos días, el hacerlo, toda una vida “, y no le falta razón, la obra es el resultado de la experiencia de vida.

-Por último, si tuviera que pensar en una pintura que siempre le haya causado profunda admiración ¿Cuál elegiría y por qué? 

-"Guernica" de Picasso, por su extraordinaria expresividad, sintetiza el profundo dolor que deja la guerra. 




Sobre el artista:
Héctor Acevedo nació en Lima, Perú el 30 de enero de 1968. Estudió dibujo y pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes. 

Reconocimientos:
-Seleccionado en el “IV Concurso Nacional de Artistas Jóvenes 91”. Organiza: Southern Perú y el ICPNA de Arequipa, Perú.
- Seleccionado en el IX Concurso Nacional ICPNA 2001. Lima, Perú. 
- Tercer premio en el “VIII Concurso Nacional de Pintura Coca-Cola”. Sala de Cultura del Banco Wiese Sudameris. Trujillo, Perú.
-Primer Premio en el “IX Concurso Nacional de Pintura Coca-Cola” Sala de Cultura del Banco Wiese Sudameris. Trujillo, Perú. 
- Seleccionado en el “VII Salón de Dibujo ICPNA 2002”. Lima, Perú.
-Mención honrosa en el XXV Concurso de Pintura “Michell”. Arequipa, Perú. 

Sus gustos: 
Un libro: “Los detectives salvajes” de Roberto Bolaño 
Un grupo de música o solista: Astor Piazzolla 
Un disco: “Libertango” de Astor Piazzolla, 1974 
Una canción: “Take Five” de Dave Brubeck



Más información en su web oficial: 
Contacto: 
Facebook: www.facebook.com/hector.acevedo.311 




2 comentarios:

  1. Muy buena entrevista que nos permite conocerlo como persona y como artista!!
    Felicidades por sus hermosas obras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rosa. Saludos desde Argentina.

      Eliminar